Licencia Oficial 820. SPAIN
Cosmopolitan detectives barcelona llamada gratuita 900900916 consultas y presupuestos

Infidelidad de pareja e infidelidad conyugal


Con nuestras estrategias de investigación conseguimos resultados positivos superiores al 90% de los casos.
Acreditamos con pruebas de fotografía y vídeo las posibles infidelidades de la pareja, ingresos económicos, estilo de vida, relaciones en el trabajo, ocultamiento de vidas paralelas y terceras personas.
  • Seguimientos a la pareja
  • Aportación de pruebas en fotografía y vídeo
  • Servicios con cámara oculta
  • Seguimientos con vehículos camuflados
  • Seguimientos en motocicleta
  • Servicios en discotecas y centro de ocio
  • Datos de la persona que mantiene relación con la pareja
  • Cenas de empresa
  • Ausencias injustificadas
  • Investigaciones de internet
  • Aportación de pruebas en fotografía y vídeo
  • Ratificación en juzgados
En la mayoría de los casos la actitud de la pareja es decisiva para detectar una infidelidad. Siempre hay una fase previa en la que se pueden detectar los primeros indicios de infidelidad. Se empiezan ocultando cosas y se continúa con una actitud extraña asociada a un cambio de carácter como la agresividad, la indiferencia, etc. Lo importante en estos casos es salir de dudas esclareciendo las sospechas. ¿Son fundadas nuestras sospechas?, ¿estamos en lo cierto o puede ser que estemos sobrestimando nuestras percepciones? Tenemos que tener información y la certeza de lo que está pasando en el comportamiento extraño de las personas que realmente significan algo en nuestra vida. Si bien la felicidad no debería estar centrada en las cosas que no dependen de nosotros, no es menos cierto que las personas con las que compartimos nuestra vida, se encuentran tan unidas a nuestros sentimientos, necesidades, proyectos presentes y futuros que acabamos convirtiéndonos en un equipo. Y cuando alguna de las partes se decanta por otros intereses y personas debemos obtener pruebas fiables que nos faciliten la información suficiente para poder tomar una decisión lo más acertada posible para reconducir nuestras vidas, para seguir adelante en coherencia con nuestras propias convicciones y creencias personales. Son éstas en realidad la base de nuestra felicidad. COSMOPOLITAN DETECTIVES S.L les ayudará a obtener las pruebas necesarias para que el cliente pueda afrontar con la mayor certeza posible una continuidad o cambio en el tipo de vida que desea realizar. Obtenemos las pruebas de la infidelidad con total discreción, compromiso y toma de precauciones para asegurar que el investigado no va a detectar nunca la presencia de los detectives. En nuestra empresa estamos especializados en temas de infidelidad y nos comprometemos con los temores y sufrimiento que puede tener el cliente antes de contratar un servicio de investigación de infidelidad de la pareja o cónyuge. El informe que aportamos, tiene un acto contenido emocional que sabemos entregar al cliente asesorando también psicológicamente la manera de afrontar mejor la nueva información.

Históricamente, los hombres has sido más infieles o mejor dicho algo más promiscuos a tener una relación extra-matrimonial o fuera del entorno de la pareja que las mujeres. Entendemos la promiscuidad como una relación externa que tiene contenidos sexuales y emocionales pero que no siempre, por lo menos en la fase inicial, tiene una trascendencia de compromiso de pareja. Si es cierto que en algunas ocasiones una infidelidad puede convertirse en el inicio de una nueva vida al lado de otra persona. Es en este caso que el comportamiento de las mujeres es diferente. Aunque como decimos, los modelos de infidelidad van cambiando con el tiempo y no podemos hacer una estadística comprometida dado que son comportamientos donde la situación económica, intelectual, y sobre todo social (poder y estatus) pueden hacer cambiar dichos modelos de comportamiento previamente establecidos respecto a la infidelidad del hombre o de la mujer. Respecto a la infidelidad, las mujeres cada vez más están adoptando modelos de comportamiento precedidos a los que históricamente han sido atribuidos a los hombres. Pero con el valor añadido de que la mujer tiene en su toma de decisiones una mayor trascendencia en su vida. A la mujer por naturaleza genética perpetuada en el tiempo le es más difícil mantener una relación de infidelidad meramente sexual como pueda hacer el hombre. En conclusión, la mujer siempre buscará en la infidelidad una oportunidad para establecer un vínculo afectivo que podría estar más relacionado con la estabilidad emocional. Por otra parte, los comportamientos infieles también son diferentes dependiendo de la edad y todas las connotaciones que eso representa. Digamos que la edad comprendida entre los 40 y 45 años representa para la mujer una necesidad de recuperar el esplendor que un día tuvo y esto se puede entender como una zona de riesgo para la infidelidad, mientras que en el hombre suele iniciarse, generalizando, algo más tarde, alrededor de los 45 en adelante. La aparición de los medicamentos que solucionan la impotencia sexual o que simplemente mejoran la sexualidad ha generado un nuevo tipo de necesidades para los hombres que ha tenido como resultado un mayor índice de infidelidad en estas edades.

A diferencia de los hombres y en términos generales, para una mujer le resultaría más fácil que para un hombre el mantener una infidelidad o relación externa a la pareja o cónyuge. Si bien, como hemos dicho anteriormente, dado que las mujeres necesitan una mayor afectividad emocional, esto supone una barrera inicial hacia el camino de la infidelidad. Para una mujer es más difícil dar el paso hacia la infidelidad dado que supone asumir unas consecuencias que le pueden hacer cambiar o perturbar la estabilidad emocional conseguida con la actual pareja. Así, las mujeres son más dadas a tener fantasías relacionadas con aventuras extra-matrimoniales sin llegar a consumar o llevar a cabo la infidelidad. Para una mujer es tan importante la estabilidad emocional que en la mayoría de las ocasiones no utilizan la infidelidad como forma de desprenderse de la actual pareja con la cual no se encuentran afectivamente vinculada. O bien prefieren estar solas antes de iniciar una nueva relación o dejan a su actual pareja antes de iniciar una nueva, siempre queriendo estar seguras de que la nueva persona que ha aparecido en su vida reúne las condiciones necesarias para convertirse en el nuevo candidato. Esto representa todo un vacío para la infidelidad femenina.

La infidelidad también tiene otros parámetros no menos importantes, sobre todo el cultural asociado a cada país, región o territorio. Las mujeres de países culturalmente menos favorecidos en cuanto a educación, pueden haber ido desarrollando nuevas técnicas para enfrentarse a la infidelidad. Hay mujeres de países sud-americanos que acostumbradas a tener que compartir a su pareja o padre de sus hijos con otras mujeres, han desarrollado una cierta autoestima que busca dar respuesta a la situación de indefensión en la que se encuentran. Por ejemplo, si una mujer advierte la infidelidad por parte de su pareja, automáticamente responde haciéndole a el lo mismo que el le ha hecho a ella. Adopta un comportamiento de infidelidad, donde el beneficio no está tanto en el deseo que fue para el hombre sino en la venganza, algo que haga que aunque parezca mentira, se sienta mejor. Podríamos llamarlo, como dicen ellas, “el desquite”. Esto representa una forma de compensar la pérdida o un daño, una forma de intentar recuperar lo perdido: “se desquitó con otro hombre al comprobar que su marido le había sido infiel”. Hay aquí una forma de valoración personal relacionada a una acción donde el placer va focalizado a la compensación de una situación desfavorable inicial. Con el apelativo de que esa forma de “venganza” o auto compensación puede llegar a ser muy creativa y para la mujer no menos dañina de lo que representó la infidelidad de su pareja.

Debido a que las mujeres tienen una mayor capacidad para decidir si quieren o no estar con un hombre, hay muchas mujeres que se han acostumbrado a un tipo de infidelidad por lujuria. La lujuria asociada a la capacidad de demostrar el poder que tienen para conseguir que los hombres que ellas eligen compartan su universo emocional a demás de representar esta actitud una forma de mostrase a los demás.

Áreas que trabajamos
Pulse aquí para realizar
su consulta online
Cosmopolitan Detectives S. L – Desarrollo webDiseño web © copyright 2009